Letra P

Profilaxi

La neteja pública es cada vegada millor, però no arribem encara a la concienciació que en aquest aspecte tenen els països anglosaxons i del nord d’Europa. Els carrers estan cada vegada més nets, pero ara proliferen els grafitti o pintades de parets amb dibuixos de colors i símbols dels grups de joves seguidors de diferents moviments com el “rap” que no són exclusius de Vinaròs, si no que s’imiten per tot el món civilitzat. De com els temps han canviat tenim el testimoni aportat pel metge vinarossenc Romualdo Vizcarro en el seu estudi. “Memoria Médico Topográfica de Vinaroz”, de l’any 1893. Diu així: LIMPIEZA. A escepción de la calle Mayor, en todas las demás falta esa condición tan recomendada por la higiene. / En el arroyo vierten muchos vecinos toda clase de inmundicias sólidas y líquidas, animales y vejetales y minerales / Residuos minerales / El transeunte tropieza con frecuencia con aros de hierro, enmohecidos restos de latas de petroleo y de cajas de conserva, montones de vidrios, cascos de botella y conchas de moluscos. / El hierro que abunda mucho en nuestras calles combinase con el azufre de las materias orgánicas y forma el sulfuro de hierro que dá color negro y olor a huevos podridos al légamo de los charcos / Los fragmentos de vidrio ocasionan en los pies heridas de consideración; peor efecto producen las conchas de cañadilla (Murex brandaris) aquí llamado caragol punxent. Sus espinas calizas clávanse en las carnes y se rompen después de clavadas dando lugar a lesiones de larga duración. Según mis cálculos piérdense por aquel motivo más de 100 jornales que cuestan a las sociedades cooperativas más de 150 pesetas. / Residuos vejetales / Los residuos del reino vejetal abundan también. Briznas de paja, trozos de caña, escobajo de uva, rabos de berenjena, tronchos de col, mondaduras de patata, corazones de pera y de manzana, huesos de albaricoque y de melocotón, pepitas, pieles y cortezas de tomate, pimiento, naranjas, sandías, melón, etc. La persona que pisa en la acera uno de esos restos húmedos y resbaladizos tiene segura la caída. Los casos de fracturas y luxaciones graves que he visitado han recaído en mujeres siempre (quizás porque las faldas no les dejan ver dónde ponen los pies) de 60 a 70 años. Actualmente asisto a una con fractura de radio y cúbito a consecuencia de un resbalón en la acera de la calle Socorro frente al nº y otra hace algunos años con fractura de fémur por caída en la calle Dozal frente al nº… / Cito los casos con algún detalle para que se vea la exactitud y la gravedad de los perjuicios que la falta de limpieza en las aceras ocasiona. Y asiste cque consigno únicamente los casos graves porque las caídas, contusiones, rozaduras, y sustos producidos por aquella causa son muchísimos. / Animales vivos / En los arrabales, mulos y borricos toman el fresco impidiendo el paso por la acera al transeúnte que no se atreve a saltar ni agazaparse por debajo de la cuerda que sujeta la bestia a la argolla. En los puntos más alejados del centro de la Ciudad, cerdos, corderos, cabritos, pavos, patos, gallinas, palomas y otras especies tienen convertida en dominio suyo la vía pública. (…) Animales muertos / Abundan menos, pero son más peligrosos para la salud pública. Como son más pequeños la vista no los nota tan facilmente como el olfato las percibe. Polluelos embrión, recién salidos del huevo o muertos pocos días después, ratas y ratones, víctimas de las garras del gato o de los garfios del cepo, son arrojados en medio de la calle donde permanecen insepultos más tiempo del que fuera menester. Diremos por último que en determinadas calles de la localidad como la del Poll, y en el estremo de la delBarranco, completan aquel cuadro alfombras y ovillos de pelo, montones de plumas que el viento esparce, agallas, espinas y escamas de pescado y heces humanas y de animales que atraen legiones de moscas, Si, comprendo que este conjunto es asqueroso; pero más vegüenza y sobre todo más perjudicial es el espectáculo que la realidad ofrece. El mal si hay alguno en lo que digo, no está precisamente en manifestarlo sino en que lo dicho sea verdad. / A consignar estos hechos no me mueve eldeseo de mortificar determinadas personalidades. Mi deber es señalar el mal para que otros pongan remedio. / Humedad del suelo / Depende de dos causas. En primer lugar, la poca inclinación del suelo en todas nuestras calles, hace que las aguas de lluvia se encharquen y duren muchos días hasta que desaparecen por evaporación y filtración. / En segundo término (y es el más doloroso), mantienen constantemente la humedad de nuestras calles , las aguas sucias de todo género que muchos vecinos vierten a ciencia y paciencia de los agentes del Municipio. Obran así más las (personas?) sucias, por natural suciedad y gusto de contravenir las ordenanzas municipales; otras, las más, porque no pueden obrar de otro modo porque carecen las casas de sumidero y letrinas. / Ahí está el motivo principal de la propagación de las enfermedades infecciosas, porque a la calle, lo mismo arrojan las aguas sucias del fregado de platos o que los orines y aguas que han servido para el lavado de las ropas de los enfermos, y en este caso, una vez filtradas y evaporados los líquidos quedan en seco y a merced del aire que las transporta a todas partes, los gérmenes de las dolencias infecciosas. / Ventilación / Falta en las calles de San Cayetano, Romero, Sta. Rita, Stos Médicos y Rosario. Los arcos y las construcciones que las ciegan debieran derribarse”. (L’escrit és encara molt més llarg, però ja es pot el lector fer una idea suficient).

Comment here

14 + = 24