Letra P

Panes, Fra Antoni

El Pare Fra Antoni Panes, religiòs de la Orde dels Franciscans, descriu minuciosament en el seu segon volum de la «Chronica de la Provincia de San Juan Bautista», publicada -la primera part en 1665 i la segona, un any després-, i que és la que ens ocupa, la fundació del nostre convent, amb profussió de detalls molt interessants, que Borràs Jarque sintetitza, i que actualment, per fer un estudi monogràfic no podem deixar mutil.lat, per les referències que sempre es poden trobar de demografia, lingüística, costums, i un llarg etcètera, i per tractar-se sobretot d’un text escrit en el segle XVII i quasi coetani de la fundació./ Fem la salvetat de que hem escrit les lletres «f» com a «s» que apareixen en la escritura d’aquell segle per mor a la claretat. Així, per posar un exemple, en l’original apareixen escrites vifita, Tortofa, fiendo, efto, i que actualment escribim: visita, Tortosa, siendo, esto, etc. etc. «Capítulo XXXI./ DE LA FUNDACION DEL / Convento de San Francisco de Vinaroz./ Yendo à la visita de los Conventos del Maestrado el Ministro Provincial Fray Luis de Benavente el año de 1642, tuvo noticia como los Padres Capuchinos hazian diligencias muy vivas con el Señor Obispo de Tortosa, para fundar en Vinaroz, y siendo esto en grave perjuizio de nuestro Convento de Benicarlon, que dista una legua de aquella Villa, fue precisso impedirles la fundación; lo qual se hizo con un privilegio real, que la Provincia de San Pablo años antes obtuvo, del qual la nuestra avia sacado estension, para que los Padres Capuchinos no pudiessen fundar, sino tres leguas apartados de nuestros Conventos. Acudieron à Zaragoça, donde estava el Rey, y su Consejo de Aragon, y valieronse de grandes favores, para derogar dicho privilegio, mas resistiolo nuestra Provincia por medio de la Señora Duquesa de Cardona, que assistia entonces en Zaragoça, y mostró su muy antiguo, y cordial afecto, haziendo notables finezas, y fue todo menester muy bien, para resistir tanta fuerça. Alegosse mucho de una, y otra parte, y viendo los Padres Capuchinos su intento frustrado, aviendo de seguirse en justicia, intentaron seguir con èl por via de gracia, minando el mundo, hasta empeñar a la Emperatriz. Lo qual visto por nuestra Provincia, instada de muchos devotos, determinó fundar en Vinaroz, porque aunque el Convento de Benicarlon recebia daño, no seria tan grande, como si otra Religion fundase. / Tenia la Provincia licencia de aquella Villa, para tomar en ella Convento desde el año de 1622. y tratandolo con el Señor Obispo de Tortosa Don Fray Juan Bautista Campaña, General, que fue de la Orden, pareciole bien, y alentolo mucho, diziendo, que fundassemos luego, que èl nos ayudaria, y dio para ello licencia verbal. Con esto, y el beneplacito de la Villa, y Clero, año de 1643, a 14 de Enero, dia en que nuestra Orden reza del dulce nombre de Jesus, se tomó la possession pacifica, assistiendo el Justicia, y Baile, y grande concurso del pueblo, con notable regozijo, y aplauso. Tomosse esta possession para mayor firmeza, entre las ocho y las nueve del dia, no obstante, que se havia tomado en el mismo sitio antes del amanecer, temiendo la contradicion de los Padres Agustinos, que ay en aquella Villa: y por recelarse alguna violencia de parte suya, y de algunas personas, que les favorecian, muchos devotos assi Eclesiasticos, como seglares tomaron armas, y estuvieron prevenidos para defender cualquier movimiento contrario; mas no lo huvo, si bien fue muy util la diligencia, porque a aver tardado solo media hora en tomar nosotros la possession, los Padres Capuchinos la huvieran tomado, por tenerlo assi ya dispuesto, como despues se supo; y assi fue grande su sentimiento, y muy fuerte la oposicion, que hizieron, bien que à lo oculto: pero la de los Padres Agustinos fue al descubierto con el braço del Duque de Arcos, Virrey de Valencia, Patron de toda su Religion, y que tenia por su confessor un Religioso della. Tomó por pretexto, que era perjudicial al servicio del Rey la tal fundacion, y como Capitan general del Reyno escrivio en contra della à la junta de guerra, que residia entonces en Vinaroz, y assi mismo al Señor Obispo de Tortosa; mas quiso Dios, que quando las cartas llegaron, ya estava tomada la possession. No obstante esso fueron de grande perturbacion porque atendiendo a ellas el Señor Obispo, se salio a fuera, diziendo no daria licencia para fundar, por ser, como era, contra el servicio de su Magestad, y negó averla dado: querria dezir, en escrito; porque de palabra, era cierto; y claro está, que varon tan grave no podia negar la verdad. / Con esta ocasión pusieron los Padres Agustinos pleito ante su señoria, el qual dio a entender en secreto a nuestros Religiosos, que se holgaria sacassemos licencia del Nuncio, y que en el interim, que se negociasse, èl dilataria la determinacion: mas viendo despues el empeño grande, que hizo el Virrey, aconsejavanos, que dexassemos la fundacion en paz, pues solo se avia tomado, para impedir, que no entrassen otros en ella. Esto mismo procuró el Virrey, e hizo, que para ello se empeñase la Audiencia, y se fundado en derecho, que hizo Fray Francisco Angosto, pero en llegando a Madrid los papeles, los huvieron de bolver a Valencia, y llevarlos a Zaragoça, donde el Consejo de Aragon se havia passado.Y aviendolos visto los señores Regentes, como la causa era tan justificada, la sentenciaron luego en favor de nuestra Provincia aviendo sentido muy mal de los agravios, que se le avian hecho, en querer turbar dicha fundación. Publicosse en Valencia por el mes de Julio de 1644 y aunque los contrarios por razón de estado apelaron, dadas fianças por parte de nuestra Provincia quedó en la pacífica possession del Convento./ No es creible lo que se padecio en este pleito, y las calumnias, que se levantaron contra los Frayles, hasta dezir, que havia el Provincial perdido el respeto al Virrey, cosa tan supuesta, que antes aviendo tenido noticia de las ocasiones, en que ponian a los Religiosos, para alguna vez destemplarle, embio a mandar por santa obediencia al Convento de Vinaroz, y todos los del Maestrado, que directe, o indirecte no hablassen en aquella materia, ni bolviessen mal por mal alguno, por graves ofensas que les hiziessen, sino que lo dexassen a Dios, que su Magestad los defenderia, y no solo esto, mas si quissiessen violentamente echarlos de la fundacion, y les hiziessen qualquier molestia, aunque les pussiessen las manos, no se ressistiessen, ni hablassen palabra, sino que obedeciessen como mansos corderos; y solo el Prelado con toda humildad hiziesse los acostumbrados protestos; para conservar el derecho de la Religion, el qual no podiamos renunciar. Al fin Dios bolvio por su causa, y de los contrarios a uno, que sacó mas la cara, su Magestad por los mismos filos le castigó, en un caso harto grave: y para placar al señor Virrey Duque de Arcos, tocó Dios en el coraçon a un page suyo muy principal, y que amava mucho, para que pidiesse nuestro santo habito, y admitiendole nuestro Provincial, el Duque, como Principe tan Christiano, vino al Convento, y assistio con mucha de la Nobleza al darsele, con que se hizieron las amistades, y quedó todo llano./ En el tiempo, que duró el litigio, fue mucho lo que padecieron los Religiosos, que asistian en Vinaroz, porque estavan en una casa muy desacomodada, y estrecha, sin alaja alguna, comiendo, y durmiendo en el suelo, por mas de seis meses, hasta que compadecido un buen Clerigo les dio madera para hazer una mesa, y unos tabladillos sobre que comer, y dormir. Demás destas incomodidades, era el trabajo grande, porque con la ocurrencia de las guerras de Cataluña, acudia muchissima gente, y eran innumerables los soldados enfermos, que avia en el hospital, y de dia, y de noche assistian los religiosos a los confessar, consolar, y servir, y en este exercicio dio uno la vida.» / «Todo esto causava notable edificacion al lugar, y experimentando a vista de ojos la utilidad, y gran beneficio, que se seguia a aquella Republica de la assistencia de los Religiosos, y la caridad encendida con que acudian al bien de las almas, la mansedumbre con que toleravan los agravios, e injurias, la devocion con que celebravan los divinos oficios, (tanto que aviendo llegado la semana santa, no obstante, que el sitio, que servia de Iglesia, era tan pequeño, que apenas tenia de largo ocho passos, se hizo un monumento muy asseado, y con mucha solemnidad se celebró el mandato, y hizo el lavatorio, aviendo solo de Comunidad cinco Religiosos) toda la gente los venerava como a varones santos, y se compadecian mucho, de que les molestassen, y hazian quanto era possible en defensa dellos, y de la fundacion, y las mismas contradiciones eran motivo de cobrarles mayor afecto; de manera que se grangeó mayor crédito, y reputacion en un año de persecucion, que se pudiera aver adquirido en doze de paz. / «El gusto, con que admitieron a los Religiosos desde el primer dia, se vio muy bien en la caridad, conque acudieron a su sustento, pues passó algun tiempo, que no tuvieron que encender lumbre, porque muchas personas devotas les embiavan la comida guisada, sabiendo no tenien acomodo para aderezarla; y viendo, que de aquella limosna, tomando los Frayles solo lo necessario, todo lo demas lo repartian caritativamente con los pobres, que a la puerta llegavan, tratandolos con grande amor, y afabilidad, como a sus hermanos, aumentavasse mucho la devocion del pueblo, porque no avian hasta entonces visto semejante estilo; y muy admirados se dezian unos a otros: Aveis visto estos Religiosos, que siendo ellos tan necessitados, que viven de solo limosnas, la buelven a dar a otros pobres por amor de Dios, sin temer la falta, que les puede hazer? / De la casa, que al principio sirvio de hospicio, se passaron despues de algun tiempo los Frayles a un meson, y huerto, que se compró, que es donde despues se fundó el Convento. Está situado ciento y veinte passos de la puerta de Calich, camino de Benicarlon, orilla del mar, y una de las mas hondables playas, que el Reyno de Valencia tiene. / Desde sus principios mostró el Señor muy particular providencia con esta casa, y han sucedido cosas maravillosas.Una dellas, que como testigo de vista depone Fray Agustin Roca, confessor, que se halló a la toma de aquel Convento, y despues moró en él mucho tiempo, fue en esta forma. Desembarcaron en aquella playa ciento y cinquenta Capitulares, que ivan al Capitulo general de Toledo, en que fue electo Ministro General de la Orden el Padre Fray Juan de Napoles, y aviendo hospedadosse en nuestro Convento hasta cinquenta dellos, proveyó el Señor, que con sola la limosna de pan, que se traia ordinariamente para los Religiosos, que eran moradores, se sustentassen ellos, y los huespedes, con mucha abundancia tres dias que se detuvieron allí. Y experimentosse una noche mas evidentemente ser aquello providencia divina, porque aviendo los Religiosos huespedes traido una buena cantidad de pan, con la qual se llenó una cesta, despues que cenaron muy bien veinte dellos, con las sobras del pan que quedó se bolvió a llenar aquella misma cesta.Y entendiendo, que se acabaria una bota de vino, de que bevieron todos los huespedes aquellos dias, mirandola quando se fueron, era muy poco lo que faltava, causando uno, y otro grande admiracion al Religioso, que assi lo depone. / Hase reconocido tambien el provido favor del cielo para con esta casa, en haverla dado por sus bienhechores a Guillen Noguera, y Isabel Navarro su muger, cuya devocion à nuestro Padre San Francisco, y a todos sus hijos, y especialmente a los desta provincia, no parece, que puede llegar a mayor extremo; pues desde el Provincial al mas pobrecito Donado los estiman, reverencian, y aman con un cordialissimo afecto, y a cada uno de los Religiosos quisieran meterle en su coraçon. No ay para ellos en su casa puertas, ni llaves en bodegas, graneros, y cofres para el socorro de aquel Convento,y gasto de la fabrica del, que es de los mas lucidos, que ay en la Provincia (que esta sola tacha se le puede poner,) y con ser assí, que hasta oy han gastado gran suma assi el Guillen Noguera como su muger (por ser de entrambos igualmente el caudal) hecho computo del que tenian al tiempo, que emprendieron la obra, y el que tienen aora de presente, se halla en su hazienda grandissimo aumento: de manera, que han experimentado, que al mismo passo, que ivan gastando, ivan enriqueciendo, y que el premio de ciento por uno, que el Señor promete, no solo en los bienes espirituales, mas en los temporales, ha querido empeçar a darseles, y tienen por indubitable, que quanto gastan en aquella casa, y Templo dedicado a honra de nuestro Padre San Francisco Titular suyo, es como darlo a logro: y por mejor assegurar la ganancia, en el trato, que traïan por mar, parte del iva en nombre del glorioso Santo, y assi con tan buen compañero, e interesado en los buenos sucessos, han sido felicissimos los que han conseguido, que a vezes se juzgavan por miraculosos, librando el Señor por los meritos de nuestro Padre la hazienda de sus bienhechores de enemigos corsarios, y grandes tormentas: y ha avido ocasion, que viniendo aviso de averse perdido una barca cargada de mercaderia, que iva en compañia de otras, el Guillen dezia: No tengais pena, por cuenta del Padre San Francisco corre, èl la pondrá en salvo: y assi fue, que por su intercession aportò a Vinaroz sin peligro alguno. / Bendixosse la Iglesia nueva Lunes 19 de Junio de 1662, con gran consuelo de toda la Villa; y muy especial del buen Guillen Noguera, y su muger: dando gracias infinitas a Dios de aver dexadoles llegar a ver aquella fabrica tan deseada para honra, y gloria de su Magestad. Lo que mas ternura causó, fue, que aviendose cantado el Te Deum Laudamus, despues de la Missa, è idosse la mas de la gente, el Guillen Noguera hizo abrir la boveda de su enterramiento: y bolviendolse à su muger, la dixo: Dichosos nosotros, que de la hazienda, que nos ha dado el cielo, no nos hemos edificado casas sumptuosas para nuestra morada, sino para Dios, y para habitacion de santos; y esta sepultura es la principal casa nuestra: razones, que con la piedad, y christiano afecto, que las dixo, enternecieron mucho a todos los presentes. / Echó el resto a lo fino de su devocion assi èl, como su muger, en las fiestas, que solemniçaron a la traslacion del Santissimo Sacramento à la Iglesia nueva; concurrieron a ellas muchas personas graves Eclesiasticas, assi de la Catedral de Tortosa, como de los lugares de aquel distrito, y Clero de la misma Villa; el Difinitorio de nuestra Provincia, con las Comunidades del Convento de Padres Agustinos de Vinaroz, y los nuestros de Benicarlon, y la Jana./ Hizose la traslacion Jueves a 29 de Junio del dicho año de 1662, trayendo al Señor en Procession solemne. Duraron las fiestas quatro dias, celebrandolas con la mayor ostentacion, que se ha visto en aquella tierra: sin faltar cosa de las que suelen hazer grande, y lucida una festividad: porque si se mirava la fabrica hermosa del Templo, y su rico adorno; el precioso aliño de los altares: la innumerable copia de luzes; la intensa suavidad de olores; curiosos geroglificos, y enigmas sutiles, parecia un retrato del cielo. Si se discurria por donde avia de passar el Señor, no parecia sino ir recreandose por un paraiso; segun estava de adornadas las calles, y vestido de yervas olorosas el suelo. Los altares, que en diferentes sitios avia, para que hiziesse su Magestad mansion, eran como vistosso alarde del asseo, y riqueza. El alboroço, y festivo estruendo de las campanas, artilleria, y multitud de fuegos sacava de si los coraçones, llenandolos de devota alegria. Las danças, representaciones, y varias invenciones de ingenio, con la armonia de vozes, è instrumentos musicos, agregava en uno multiplicados gozos. Si esto, que era lo material, y externo movia, y provocava tanto a devocion, que corrian a vezes por los rostros de muchos las piadosas lagrimas, y todos andavan, que no podian contener en si los fervorosos jubilos; que efectos causaria lo espiritual, y divino? Que la celebracion solemne de los soberanos misterios? Que los sermones llenos de erudicion, y espiritu? No puede explicarse quan gloriosos fueron para Dios estos dias, y regozzijados para las almas fieles. / Fue tambien solemnissima la pompa, con que al quinto dia se hizo el Aniversario, y honras de los Religiosos defuntos, y cuyos huessos se avian trasladado de la Iglesia antigua à la nueva. / La edificacion, que ha causado nuestro Convento en aquella Villa, ha sido notable. Luego que nuestros Frayles entraron en ella, como predicadores de penitencia, no solo de palabra, sino de obra, fueron muchos los que reduxeron a ella, y a la frequencia de Sacramentos, tanto que a los principios, no avia dia de fiesta, que no comulgassen en nuestro Convento mas de doscientas personas, y en las grandes festividades casi todo el lugar, siendo de setecientos, y mas vezinos. / Entre las almas, que mas se aprovecharon de la assistencia de los Religiosos, y santa doctrina, fue la sierva de Dios Vicenta Sabater, Beata professa de nuestra Provincia, que haviendola desatado el Señor del vinculo del matrimonio en lo florido de su jubentud, y quedado en el siglo con las prendas, que en èl mas se estiman, como era su noble calidad, estremada hermosura, y mucha riqueza, haziendo de todo sacrificio a Dios, descalça, y desnuda, con solo un saco de sayal grosero se encerró en un retiro a solo conversar en el cielo, y hazer penitencia muy rigida, de que adelante haremos mas especial memoria, si para ello huviere ocasion. Yazen sus reliquias en esta casa, de quien fue muy gran bienhechora, acudiendola con sus liberales limosnas en vida, y muerte».

Comment here

29 − = 20