Letra E

Escolano, Gaspar

escolanoAutor del llibre «Decadas de la Insigne y Coronada ciudad y Reyno de Valencia» (1610-1611) el qual parla així quan tracta de la nostra ciutat: «De la Torre del Grao de Benicarló, se va costeando espacio de una legua a otra villa que haze una Encomienda con Benicarló, y es Ultima del Reyno por esta vereda, a la mesma lengua del mar, que se dize Binaroz, o Benaroz, con quinientos vezinos. Es plaça situada sobre peñas llanas; y fuerte, por estar cercada de rezios muros, Torres, fossos, y baluartes; y muy en son de guerra con todos los aparejos, y gente bellicosa y exercitada. Su Ataraçanal es de los preciados del Reyno, por la sobra de madera escogida que se corta en los bosques cercanos, y calafates que labran vaxales. La playa es tan honda y de tanto abrigo, que combida a los navegantes con el seguro de su estancia. Todas estas comodidades juntas han llamado y llaman tantos huespedes, que buena parte de la contratacion de mar que corria en Barcelona, se va passando a Binaroz. Los frutos ordinarios desta tierra son pan y legumbres: y con nombre, algarrobas y vino./ cuenta Viciana, que no havia en aquel sitio de la villa otra cosa al tiempo de la conquista, que una Alqueria llamada Benalaroz, que los modernos viciosamente llamaron Binaroz. Beuter quiere que en tiempo de los Scipiones se llamase Hiero; desde la qual, refiere Tito Livio, que partió Scipion el Africano a sitiar Cartagena la nueva, y que se puso sobre ella en siete dias. Pero el Doctor Beuter le engañó alguna impresión de Tito Livio gastada en aquel passo, porque quantas he visto, no dizen sino se partio con su armada del Rio Ebro. Sus palabras en Latin son estas: Septimo die ab Ibero Carthaginem ventum est./ Por mas creyble tengo, que en aquel sitio estava por el mesmo tiempo un antiquisimo pueblo, a quien unos manuscriptos llaman Intibilis, y otros Incibilis, y otros Indibilis:como se dexa ver en Tito Livio, Decada tercera, en el itinerario de Antonino, y en Frontino; y lo tocamos en el capitulo passado. El Emperador Antonino en la vereda que nos pinta desde Arles a Cazlona, la pone acostada a la marina, a veynte y quatro mil passos de Tortosa, y a otros veynte y quatro mil de Ildo, baxando a Valencia. Este mesmo sitio con puntualidad ocupa agora Binaroz, que dista de Tortosa seys leguas Españolas, de a quatro millas, y de las Italianas, ocho. Lo propio dista de Miravete, donde provamos haver tenido su solar la antigua Ildo. Mariana le da a Intibilis veynte y siete mil passos de distancia de Tortosa contra el Poniente. Y aunque en la medida se diferencia un poco del Itinerario de Antonino, parece conformar con nosotros en lo demás. Y assi no alcanço que pudo mover a Florian de Ocampo, a sospechar que Intibilis fuesse otro pueblo de nuestro Reyno llamado Chelva, que puesto en lo Mediterraneo del, se desvia mas de veynte y quatro leguas de Tortosa; sitio bien repugnante al que señala el Antonino; y no menos al que le dio la descripcion vieja de España, que le puso en este paraje de Binaroz, arrimado al mar. Algunos de los que quieren que el Itinerario de Antonino se haya de entender por el camino Real que hoy tenemos de Tortosa a Valencia, y no por la marina; creen que seria la Jana, que viene a distar de Tortosa seys leguas, tomando el camino por Vldacona, por donde se hazia antiguamente. Mas no me quadra, por lo dicho en el passado capitulo. Tito Livio, al fin del libro tercero de la Decada tercera, nos cuenta desta ciudad de Incibilis (o Indibilis segun Frontino) que despues de haver socorrido los dos hermanos Scipiones la ciudad de Iliturgi en Andaluzia (que es Jaen, o Andujar) teniendola cercada tres campos de Carthagineses acaudillados por Hasdrubal, Magon, y Amilcar hijo de Bomilcar, caminaron los tres a ponerse sobre otra ciudad bien remota de aquella, por nombre Indibilis.Para esta jornada los Carthagineses hincheron con diligencia las compañias (que havian quedado menguadas de las passadas refriegas) con los inumerables Españoles amigos que acudieron a servirles, por ser de su cosecha aficionados a la guerra, y al olor del pillaje, y sueldo. Con estas nuevas fuerças vinieron como de buelo a sitiar los Carthagineses a nuestra Indibilis, y en sus alcances partieron los Romanos hasta llegar a darles batalla, y descercar la ciudad amiga. Havian puesto los Carthagineses en el cuerno derecho a los Españoles, y tomado para sus Africanos el siniestro. Lo qual visto por Gneo Scipion, y considerando con agudeza, que si bien los Españoles eran robustos y valientes, pero que peleavan en causa agena; al reves de los Africanos, que interessados en la propia, aunque de menos valor, havian de trabajar con cuerpo y alma por la vitoria: se resolvio con ardid militar, de retirar para atras el esquadron suyo del cuerno izquierdo, y que fuesse acometido el izquierdo del enemigo, de traves, con el derecho de los Romanos, donde iva la nata de su exercito. Dize Frontino que le salio el estratagema a pedir de boca: porque los enemigos fueron rompidos y desbaratados del encuentro por aquel lado: y los Españoles del cuerno derecho, que se havian estado a la mira aguardando su hora, como vieron que sus amigos llevavan lo peor, no hizieron mucha resistencia, antes se entregaron todos a Scipion. Murieron en esta batalla sobre nuestra Intibilis treze mil de los Carthagineses: fueron mas de tres mil los prisioneros, vanderas se ganaron quarenta y dos, y Elefantes nueve. Y fue tanto el vayven desta vitoria, que casi toda España cayo a la parte de los romanos por ella. “/ A continuació Escolano s’expressa sobre el riu Cervol, part que hem traslladat a la part que tracta d’ell./ Escolano fou el màxim valedor de que Vinaròs corresponia a l’antiga Intibilis, com ho anuncia al final del llibre VII, Colª 633,634:/ «Ayudanos a creerlo un pueblo, que es el postrero de la costa de nuestro mar, situado en esta región de los Ilercaones, llamado antiguamente Intibilis o Indibilis, y en el nuestro, Vinaroz, como lo provaremos en el libro siguiente. Apariencia tiene de haverle dado su nombre Indibilis, Principe de la tierra, y que como tan cercano y vezino a los dos Reales enemigos, pudo acudir a valer con facilidad a los enemigos Carthagineses.»/ En les columnes 680-681, torna a nomenar a Vinaròs, quan diu:/ «Dieronle el nobre de Boxar los nuestros desde la conquista, por los espesos bosques de boxes, y de todas especies de arboles silvestres, como son pinos, enzinas, avellanos, y enebros que la tierra produze: de que se corta la mejor y mas grande madera que se sabe para navios y edificios, y los llevan a embarcar a Binaroz para Barcelona y Tortosa, por una carretera hecha para el caso.»/ Torna a fer referència a la nostra Torre de Sol de Riu, quan parla de Rosel (Rosell)./ «Que es el Rio que comunmente llamamos de la Senia o Cenia, por un pueblo desse nombre, que esta desotra parte, en tierra de Cataluña. Cerca de su desembocadura hay una Torre, que es la postrera de la guarda de nuestra costa, con dos soldados de a pie, y dos de a cavallo a una legua de Binaroz: y llamanla la Torre del Suelo del Rio, por estar fundada a su remate.»/ També s’ocupa Escolano de Vinaròs quan es descriu el llinatge dels Vilaragut, amb detalls de les disputes dels parlaments de Traiguera i els de la nostra vila, que van acabar posteriorment en el conegut Compromís de Casp, text que no es retrau aquí, per parlar en el seu lloc corresponent.

Comment here

− 7 = 2